Housers, la mayor comunidad inmobiliaria

Housers no es una multipropiedad, primero porque los usuarios de Housers son los propietarios de los inmuebles, y en la multipropiedad los inversores compran un espacio por un tiempo determinado pero nunca son propietarios.

En Housers los usuarios buscan rentabilidad mediante la explotación a terceros del inmueble, no pudiendo hacer ellos mismos uso de los inmuebles.

Y tampoco somos una SOCIMI: La primera gran diferencia es que los usuarios de Housers eligen los inmuebles en los que quieren comprar, en las SOCIMIs los inversores no eligen, es la propia SOCIMI la que decide en que inmuebles invierte.

Además en Housers los proyectos son aislados e independientes del resto: no están todos los inmuebles en la misma sociedad, sino que cada proyecto está en una sociedad diferente a la del resto de proyectos. En las SOCIMIs todos los inmuebles están a nombre de la misma sociedad por lo que la contaminación del riesgo se hace más evidente.Además en Housers puedes dejar de participar en un proyecto dejando el resto de tus participaciones intactas, en las SOCIMIs no.

Los usuarios de Housers no tienen limitaciones en relación al tipo de activo en el que participan sin embargo las SOCIMIs están obligadas a que el 80% de los inmuebles que compran sean urbanos y destinados exclusivamente al alquiler durante al menos un plazo de tres años. Además las SOCIMIs sólo pueden vender el 20% de los activos que han comprado, en Housers no existe ninguna limitación.

En Housers compras desde el salón de tu casa, no necesitas de un banco o bróker, como en las SOCIMIs, en la multipropiedad o en otras figuras distintas.


Autor imagen: Simon Cunningham
Fuente Imagen

 

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*